Fin de curso

Tener un detalle con las personas que pasan tanto tiempo con nuestros hijos es un bonito gesto.. Por qué no ser originales y llevarles una taza llena de chuches, chocolate o una galleta personalizada? O un centro de gominolas, un bote de galletas? Hay tantas cosas bonitas...